Alejandro Dumas ilustrado

El nº1 por solo 1,99 €

Una colección de prestigio, inspirada en la edición del siglo XIX de A. Le Vasseur et Cie.

Por primera vez en Planeta DeAgostini, presentamos las mejores obras del célebre escritor, ilustradas por los artistas más talentosos de su época: G. Doré, M. Leloir, J. Désandré y muchos otros.

Los Tres MosqueterosEl Conde de Montecristo o El Tulipán Negro son algunas de las obras que comprenden esta magnífica colección. Aprovecha esta oportunidad única para crear una biblioteca de obras maestras literarias.

Descubre las primeras entregas

Número 1

El conde de Montecristo I

more-magenta
Número 2

El conde de Montecristo II

more-magenta
Número 3

Los tres mosqueteros

more-magenta
Número 4

El vizconde de Bragelonne I

more-magenta
Número 5

El vizconde de Bragelonne II

more-magenta
Número 6

El vizconde de Bragelonne III

more-magenta
Número 7

Veinte años después

more-magenta
Número 8

El collar de la reina

more-magenta
Número 9

El tulipán negro, Amaury

more-magenta
Número 10

La reina Margarita

more-magenta
Número 11

El caballero de casa roja

more-magenta

Características de los libros

  • checked-greenLibros ilustrados
  • checked-greenCon grabados y detalles en dorado
  • checked-greenMedidas: 19 x 24,5 cm
  • checked-greenEncuadernación en tapa dura
  • checked-greenEdición exclusiva de gran calidad
  • checked-greenUna colección inspirada en la edición del siglo XIX de A. Le Vasseur et Cie.

Características de los libros

 
 
 

Una muestra del esplendor del grabado en Francia

En el siglo XIX, Francia experimentó un auge en el grabado, relacionado con la ilustración de libros, revistas y periódicos. G. Doré, M. Leloir, J. Désandré, A. de Neuville, T. Johannot, G. Janet, Daubigny, Janet-Lange y F. Philippoteaux son algunos artistas que, a través de sus dibujos, dieron vida al texto y a los personajes míticos de Alejandro Dumas.

Interpretar la visión del artista a través de incisiones en la madera requería de los grabadores una gran experiencia y habilidad.

Muchas de las novelas de Dumas, que algunos periódicos de su época publicaron por entregas para aumentar el interés del público, aparecieron más tarde en ediciones ricamente ilustradas. Constituyen, de esta manera, un extenso repertorio del refinamiento gráfico alcanzado en ese período.